La industria cárnica es de las más peligrosas para los trabajadores

Otra vez somos testigos de las terribles condiciones a las que los trabajadores son sometidos en los mataderos.

Un artículo reciente de Munchies destaca un nuevo informe de la Oficina de Control y Fiscalización de los Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) acerca de la salubridad y seguridad laboral de las industrias cárnica y avícola.

El artículo reporta que en el 2005 la GAO encontró que la industria cárnica era una de las más peligrosas en el país, principalmente debido a enfermedades y lesiones que sufren sus empleados.

A principios de año se reveló que, en promedio, cada mes un empleado de Tyson pierde un dedo o una extremidad usando la maquinaría.

Aunque el número de lesiones reportadas ha bajado en los años recientes, la GAO encontró que esta disminución se debe en parte a que dichas lesiones son pasadas por alto:

De acuerdo con el Southern Poverty Law Center, alrededor de un tercio de los trabajadores de las industrias cárnica y avícola son inmigrantes y esto los hace menos propensos a reportar una lesión por temor a perder sus puestos de trabajo. Los trabajadores suelen ser contratados a través de agentes externos y esto permite que las empresas procesadoras tomen distancia cuando surge un problema.

Entonces la tasa real de lesiones en el trabajo es un tanto vaga, pero la industria sigue siendo muy peligrosa ya que los trabajadores pueden sufrir de “trastornos músculo-esqueléticos, exposición a productos químicos y patógenos, y lesiones traumáticas con máquinas y herramientas”.

Otros riesgos laborales para los trabajadores en la industria pecuaria incluyen el trastorno de estrés postraumático y la infección por bacterias resistentes a los antibióticos.

El informe de la GAO va de la mano con el de Oxfam que reveló que a los trabajadores de Tyson Foods, Perdue Farms, Pilgrim’s Pride y Sanderson Farms se les prohíbe ir al baño y por ello están obligados a usar pañales para evitar orinarse en la ropa.

Aunque el maltrato a los trabajadores en las industrias cárnica y avícola está bien documentado, ellos no son los únicos tratados injustamente. Son los animales confinados y mutilados sin analgésicos quienes pagan el precio más alto con una vida plagada de sufrimiento y una muerte horrenda.

Apoya a los trabajadores y a los animales boicoteando a la industria que abusa de ellos.

¿Quieres adoptar una alimentación libre de crueldad? ¡Haz clic aquí!