Súper bacterias encontradas en productos de carne de cerdo

De acuerdo con Food Safety News, "las pruebas en los productos de carne de cerdo vendidos en dos grandes cadenas de supermercados en el Reino Unido encontraron tres muestras contaminadas con una cepa de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina", también conocida como MRSA.

Un artículo reciente en The Guardian declaró que el Reino Unido "está al borde de otro escándalo alimentario".

Tim Lang, profesor del Centro de Políticas Alimentarias de la Universidad de Londres, dijo: "Se puede obtener carne barata, pero a largo plazo sus problemas de salud pública van a aumentar ".

La amenaza de las súper bacterias está en su máximo histórico, ya que las asquerosas granjas industriales siguen abusando de los antibióticos. Esto es aterrador porque muchas enfermedades que nos afectan también afectan a los animales. Las vacas pueden infectarse con tuberculosis y tanto la gripe porcina como la aviar han saltado la barrera de las especies. Sin embargo, los dueños de las granjas siguen hacinando animales enfermos en pequeños espacios mientras los inyectan repetidamente con antibióticos, poniéndonos a todos en grave riesgo.

El año pasado, una mujer de Pensilvania fue infectada con una cepa de bacterias resistentes a un antibiótico usado como última opción. Las súper bacterias son cada vez más comunes. De hecho, después de este caso en Pensilvania, el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, Tom Frieden, declaró:

Básicamente, esto nos demuestra que el final del camino no está muy lejos para los antibióticos; que podremos estar en una situación en la que tengamos pacientes en nuestras unidades de cuidados intensivos o pacientes con infecciones del tracto urinario para los que no tenemos antibióticos.

Apenas el año pasado, Mother Jones destacó un estudio que predijo que 10 millones de personas morirían al año por infecciones resistentes a antibióticos en 2050.

La mejor manera de evitar las súper bacterias es boicotear la industria que está ayudando a crearlas. La alimentación sin productos derivados de la explotación animal es fácil, saludable y deliciosa. Para obtener más información, haz clic aquí.